Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO | 23 mayo 2024.

CCOO y UGT denuncian que el modelo de Consejo de mayores propuesto por el Gobierno andaluz “ningunea” a los sindicatos: “Queremos más voz y participación”

    El secretario general de la federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Andalucía, Alfonso Vidán; Manuel Alamillo, de la federación de Pensionistas y Jubilados de UGT Andalucía; y Fermín Caballero, miembro del Consejo andaluz de mayores, han denunciado la situación en la que se encuentra este órgano consultivo, tanto a nivel regional como provincial en toda Andalucía debido al “ninguneo” del Gobierno andaluz. “Los Consejos de mayores tienen una labor consultiva pero en la práctica han quedado relegados a una función meramente informativa, sin debate y sin participación real de los colectivos representados”. El nuevo modelo que pretende aprobar el Gobierno andaluz “da un paso más en ese ninguneo al reducir la representación sindical en los Consejos de 4 a 2 miembros”. Las organizaciones han presentado un documento con alegaciones en el que piden que la nueva regulación del Consejo se adapte a la realidad con más participación y visibilidad de las personas mayores para tener voz y voto en decisiones que les afectan”.

    09/05/2024.

    URL | Código para insertar

    Alfonso Vidán, Manuel Alamillo y Fermín Caballero

    Alfonso Vidán, Manuel Alamillo y Fermín Caballero

    Las personas mayores son ya el 20% de la población y los Consejos de mayores son órganos en los que están representadas y que, en teoría tienen una labor consultiva para que su opinión cuente a la hora de tomar decisiones que, de un modo u otro les afectan.

    En cambio, la realidad es otra según han puesto de manifiesto el secretario general de la federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Andalucía, Alfonso Vidán; Manuel Alamillo, de la federación de Pensionistas y Jubilados de UGT Andalucía; y Fermín Caballero, miembro del Consejo andaluz de mayores.

    Como ha explicado Vidán, “estos Consejos se enfrentan a un ninguneo por parte del Gobierno andaluz que reduce su función a la meramente informativa; sin debate y sin participación real de los colectivos representados”.

    En ese sentido, el dirigente de CCOO ha denunciado que el nuevo modelo que pretende aprobar la Junta de Andalucía “da un paso más en ese ninguneo al reducir la representación de CCOO y UGT de 4 a 2 miembros en los consejos”.

    Asimismo, Vidán ha reclamado “seriedad en las formas” porque en la norma que regula los consejos se establecen reuniones cada 3 meses de la permanente y cada 6 del pleno y la realidad es que en tres años solo ha habido una, por lo que la realidad evidencia que son prácticamente nulas.

    A ello se une la falta de información, ya que como apuntan los dirigentes “no hay regularidad en la convocatoria de reuniones y cuando se convoca alguna, no se nos manda información previa de la misma a las organizaciones, limitando nuestro margen de acción”.

    El responsable de UGT, por su parte, ha incidido en la necesidad de que la nueva regulación del Consejo andaluz de mayores se adapte a la nueva realidad, ya que es una norma de 1995, al tiempo que ha solicitado que el Consejo de Mayores tenga sus propios presupuestos, en función de los objetivos y gastos, actualizados a los nuevos tiempos.

    Igualmente, Alamillo ha señalado que “el Gobierno andaluz no está cumpliendo las normas; de ahí que hayamos presentado un documento con alegaciones que van en la línea de incrementar los derechos y la participación de los sindicatos en los Consejos, con más presencia y más visibilidad también en los consejos provinciales”.

    Caballero, miembro del Consejo andaluz de mayores de Sevilla ha coincidido en que “es el momento de adecuar las normas legales y de llevar a cabo actuaciones concretas para corregir y mejorar la participación activa de las personas mayores en los órganos porque las actuaciones que se pueden llevar a cabo en materias como la salud o la dependencia tienen también un reflejo muy importante en el desarrollo de la economía social”.

    Caballero ha pedido colaboración a la administración “para que las personas mayores tengamos y juguemos el papel que nos corresponde en los órganos consultivos y en la sociedad y para ello es imprescindible aumentar nuestra participación, nuestra representatividad y por supuesto, tener voz y voto en las decisiones de que un modo u otro nos afectan”.