Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO | 26 febrero 2024.

25 de Noviembre de 2023

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

    Comunicado de la Federación Estatal de Pensionistas y Jubilados de CCOO

    20/11/2023.
    25 de Noviembre de 2023

    25 de Noviembre de 2023

    La violencia machista es la manifestación más extrema de la desigualdad existente entre los hombres y las mujeres, como recogen instrumentos internacionales de derechos humanos (entre los más recientes el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y erradicación de la violencia contra la mujer y la violencia doméstica). Lo que diferencia a este tipo de violencia es la razón que la mueve: una concepción de las mujeres como subordinadas a los hombres.

    El maltrato hacia las personas mayores, sustentado en el edadismo, tiene rostro de mujer y puede tener lugar por diversos factores personales, económicos, psicológicos o relacionales entre maltratador y víctima; sin embargo, la violencia machista tiene una motivación de control y dominación que responde a patrones patriarcales.

    Las mujeres mayores experimentan la discriminación de género en mayor medida que las mujeres jóvenes, y la discriminación por edad en mayor medida que los hombres mayores. Esta doble discriminación está en la base de la invisibilidad de la violencia machista contra las mujeres mayores.

    Los medios de comunicación generalmente asocian la violencia machista con mujeres jóvenes o de mediana edad, y no con mujeres de más de 65 años. Incluso las campañas de sensibilización y los recursos especializados están muy poco enfocados hacia las víctimas de mayor edad.

    A menudo, el entorno social y familiar, e incluso los y las profesionales de la atención sanitaria y social (desde una perspectiva androcéntrica) relacionan lesiones y comportamientos que asociarían fácilmente a la violencia machista en mujeres más jóvenes, cuando se trata de mujeres mayores lo relacionan con el proceso de envejecimiento. Sin embargo, esos síntomas en realidad son causados por el abuso, la negligencia y otras manifestaciones de la violencia perpetradas por la pareja.

    La invisibilidad, la socialización en un sistema patriarcal, las múltiples formas de violencia que han sufrido (física, sexual, económica, social), la elevada percepción de riesgo que mantienen, el impacto en el estado de salud actual del binomio violencia sufrida más deterioro asociado al envejecimiento, y la soledad. La violencia de género contra las mujeres mayores es un fenómeno menos denunciado y menos atendido y entendido por el entorno y los recursos públicos. La invisibilidad de este tipo de violencia aparece también por una falta de autoreconocimiento como víctimas, lo que dificulta que pidan ayuda o denuncien.

    El abordaje de la violencia machista en mujeres mayores de 65 años requiere un enfoque específico, tanto en lo que respecta a su proceso de concienciación como víctimas, como a la información sobre sus derechos y los recursos de protección y apoyo disponibles. La orientación de las políticas públicas y los recursos de atención a las víctimas también deben incorporar una perspectiva de edad, adaptándose al público objetivo, a la diversidad cultural y a la situación local (ámbito rural, semi-urbano, grandes ciudades, etcétera).

    Las respuestas serán apropiadas si toman en cuenta las necesidades, las particularidades y la situación en la que se encuentran las mujeres mayores víctimas de violencia machista, las dificultades para obtener apoyo, los sentimientos de vergüenza, culpa y resignación que padecen, y los obstáculos para acceder a los servicios.

    • Es necesario: Enfoque de género en los recursos sociales y sanitarios destinados a atender a las personas mayores.
    • Imprescindible: Enfoque de curso vital en la respuesta institucional a la violencia machista, brecha entre el ámbito rural y urbano y la necesidad de contar con la perspectiva de las mujeres en el análisis, diseño, implementación y evaluación de las iniciativas destinadas a dar respuesta a sus necesidades.
    • Urgente: Poner en marcha actuaciones de sensibilización, prevención, acompañamiento y protección para las mujeres mayores para erradicar del imaginario colectivo el edadismo en la violencia machista.