Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO | 26 febrero 2024.

CCOO indica que el envejecimiento de la población hace más acuciante reforzar la sanidad y la atención a la dependencia públicas

  • Presentación del Observatorio Social de las Personas Mayores 2022

La Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO ha presentado en Mérida el Observatorio Social de las Personas Mayores, un amplio trabajo que el sindicato lleva a cabo todos los años para analizar la situación de las personas mayores y hacer propuestas para su mejora.Los datos evidencian que el envejecimiento de la población hace cada vez más acuciante una mayor inversión en sanidad y atención a la dependencia, reforzando los sistemas públicos, y que las personas mayores se encuentran con problemas por la creciente digitalización y la brecha que esto supone con el resto de la ciudadanía.

14/04/2023.

URL | Código para insertar

De los datos que se desprenden, se muestra que Extremadura, dentro de que cabe, es una de las comunidades que mejor trata a las personas mayores porque la apuesta por los sistemas públicos y la protección social es mayor que otras comunidades, donde se prefiere fomentar lo privado y el rendimiento económico, aunque la atención sea peor.

CCOO sitúa la pobreza energética, la mejora de las residencias y "conectar" con la Administración en materia de habilidades digitales entre las principales necesidades de los mayores de Extremadura, unidas a las mejoras de las pensiones y de que se cumpla "en toda su extensión" el "plan de choque" en Dependencia firmado entre Gobierno y organizaciones sindicales.

En este punto, reivindica la adaptación en el diseño de las residencias a las "nuevas necesidades" evidenciadas durante la pandemia de la Covid-19, así como la cualificación y profesionalización de los trabajadores y trabajadoras de las mismas, y que la atención domiciliaria sea "realmente profesionalizada" para tener la "garantía" de que se ofrece una atención "adecuada".

De este modo lo ha planteado el secretario de Organización y Afiliación de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Extremadura, Sergio Cuenca, durante la presentación este viernes en Mérida del 'Observatorio Social de las Personas Mayores 2022', y quien ha reivindicado también la articulación de un plan de ayuda para la reforma y aislamiento de viviendas de mayores, junto al refuerzo de los servicios sociosanitarios de fisioterapia y geriatría.

Al mismo tiempo, ha solicitado ayudas para la salud bucodental de los mayores, junto a una "ventanilla única" en las oficinas de la Administración pública que facilite la atención de este colectivo, junto a la elaboración de un censo de mayores en los municipios para poder conocer a partir del mismo las "problemática" concreta del sector.

La necesidad de defender lo público frente a lo privado

 En este sentido, la secretaria general de CCOO de Extremadura, Encarna Chacón, ha defendido la "necesidad" de incidir en las políticas públicas para mejorar las "carencias" que puedan sufrir las personas mayores, y en este marco considera "fundamental" la subida de las pensiones mínimas no contributivas y revisar cuestiones como, por ejemplo, el "copago" en Dependencia.

Al respecto, Chacón ha subrayado que, si bien se han conseguido avances en cuestiones como las pensiones, "queda un largo recorrido todavía" para reivindicar mejoras para el colectivo de los mayores, algo que a su juicio debe seguir trabajándose a través de la concertación social.

Así, la responsable autonómica de CCOO ha reivindicado que para alcanzar esos fines las políticas públicas y la protección social son "fundamentales", toda vez que las consecuencias del envejecimiento de la población deben ser asumidas por los poderes públicos.

Con ello, ha apostado por seguir mejorando las pensiones y los salarios de los trabajadores para, con ello, contribuir al desarrollo de políticas públicas en sectores como, entre otros, la Sanidad, donde el gasto por habitante se sitúa por encima de la media nacional y es superior a otras regiones "ricas" como Madrid, ha dicho.

Son necesarias más inversiones

Por su parte, el secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Juan Sepúlveda, basándose en los resultados del Observatorio Social de las Personas Mayores 2022, ha defendido que "hay que invertir dinero" para garantizar los cuidados que este colectivo requiere, teniendo en cuenta que la proyección para el año 2050 establece que se superará la media del 30 por ciento del envejecimiento de la población española.

En este punto, ha subrayado que CCOO defiende que el actual gasto del 0,8 por ciento del PIB en cuidados se eleve en España al 1 por ciento, de tal forma que a esta temática el Estado y las comunidades autónomas a su juicio "deben poner más dinero".

De igual modo, Sepúlveda ha pedido al Gobierno central que legisle para ayudar a que los mayores se puedan defender "por sí mismos" en materia de habilidades tecnológicas a la hora de relacionarse con la Administración o con las entidades bancarias, por ejemplo, y para lo cual ha reclamado el desarrollo de cursos gratuitos.

Sobre este respecto, ha alertado de que el fomento del trabajo online acelerado como consecuencia de la pandemia de la Covid "ha atropellado" a los mayores, a los que les "cuesta trabajo" el desarrollo de trámites por Internet. "En la Administración hay poca gente y la atención tiene que ser más ajustada a las necesidades de la población mayor", ha defendido.

Problemas en la Sanidad

Asimismo, Juan Sepúlveda ha advertido de que el fomento durante los últimos años de la sanidad privada ha puesto en evidencia durante la pandemia del coronavirus las "costuras" del sistema sanitario en España, y ha lamentado que "lejos de haber aprendido" de esta circunstancia, la inversión estatal en sanidad pública es "baja", ante lo cual ha pedido elevarla al 6 por ciento actual "al menos" al 7,5 por ciento.

De esa inversión en sanidad pública, según ha defendido, al menos el 25 por ciento debería dedicarse a la Atención Primaria y el 10 por ciento al menos a Salud Pública.

 

OBSERVATORIO SOCIAL DE LAS PERSONAS MAYORES 2022

Como en anteriores ediciones, el Observatorio Social de las Personas Mayores 2022 tiene como objetivo analizar la situación de las personas mayores, y en particular sus condiciones de vida, con especial interés en los recursos a través de las diversas políticas públicas de protección social.

La presente edición se enmarca en un contexto marcado por, un lado, por un notable incremento de los precios, sobre todo aquellos relacionados con los bienes y servicios energéticos, que afecta de forma decisiva a las condiciones materiales de los hogares de las personas mayores. Y por otro lado, por la existencia de una nueva ola de la pandemia de la COVID-19, que presenta menos gravedad que las anteriores (debido a la vacunación, entre otros factores), pero que nos recuerda que las medidas de salud de las personas mayores deben seguir siendo atendidas a lo largo del tiempo.

Desde el punto de vista metodológico, el Observatorio aborda varias líneas de investigación, ya asentadas en la propia edición de esta publicación, como son el análisis del proceso de envejecimiento, la salud y recursos sanitarios, la atención a la dependencia o el sistema público de pensiones. Todas ellas abordadas desde la perspectiva comparada territorial (europea y por Comunidades Autónomas), así como desde el punto de vista de diferencias por edad y género, siempre de acuerdo con su interés y los datos disponibles ofrecidos por las diversas fuentes de información existentes (a 1 de julio de 2022). De forma particular, esta edición recoge además dos materias especialmente relevantes en el contexto actual. Por un lado, se analiza la situación de las personas mayores ante el cambio digital, a partir de los usos de internet y habilidades digitales. Y por otro lado, se recogen investigaciones recientes sobre el impacto de la mortalidad en las residencias de mayores, por tipo de titularidad. Dos aspectos complementarios al cuerpo central de materias e indicadores recogidos con anterioridad en el Observatorio.

El documento se estructura en seis capítulos. El primero aborda el proceso de envejecimiento de la población y los cambios de la estructura poblacional en España. En este capítulo se examina también la evolución de los precios, de forma agregada y por bienes, con objeto de conocer el mayor o menor encarecimiento de la vida en el periodo reciente. El segundo capítulo analiza la situación de las personas mayores ante el cambio digital, con especial interés a los usos de las herramientas digitales por partes de las personas mayores. El tercer capítulo repasa los indicadores de salud y recursos sanitarios en España. El cuarto aborda la situación de las políticas de atención a la dependencia, con especial interés al número de personas que se encuentran en lista de espera de recibir un servicio o prestación y el impacto de la COVID-19 en las residencias de mayores. El quinto capítulo analiza la situación de las pensiones, mostrando las brechas existentes entre hombres y mujeres, entre otros aspectos. En el último capítulo, se recogen las principales conclusiones de la presente edición. Finalmente, el anexo resume la situación de las pensiones contributivas y no contributivas de jubilación por CCAA y provincia (a 1 de abril de 2022).

 

ENVEJECIMIENTO Y CALIDAD DE VIDA

· Se agrava la crisis demográfica, profundizando la caída de la natalidad y saldo vegetativo negativo. Nuestra región, como el resto del oeste español, se encuentra entre las Comunidades con mayor saldo vegetativo negativo y por encima de la media estatal (-2.39), especialmente la provincia de Cáceres (-5).

· Las mujeres son protagonistas del proceso de envejecimiento, reforzando su peso en la parte alta de la pirámide de población.

· Las personas mayores de 65 años ya representan el 20% de la población en España. En Cáceres este porcentaje asciende hasta el 23,04%, mientras que en Badajoz es del 19,65%.

· La esperanza de vida en España vuelve a crecer en 2021, aunque se encuentra en niveles de 2017. Las mujeres alcanzan una esperanza de vida de 85,83 años, frente a los hombres, que se sitúa en los 80,24 años. En Extremadura, la esperanza de vida al nacer para las mujeres es de 85 años y 79 para los varones.

· Para las próximas décadas, el Instituto Nacional de Estadística estima que la población mayor de 65 años continuará creciendo hasta llegar a representar el 31,4% de la población en España en 2050, año en el que se prevé alcanzar el pico de crecimiento. En 2070, la población mayor de 65 años representará el 28,6% del total. Por su parte, la población de más de 80 años alcanzará su mayor porcentaje en 2061, con un 13,5% de la población total. En 2070, este grupo de población reducirá su peso hasta situarse en un 12,4%, lo que supone doblar el peso que tiene en la actualidad.

 

EVOLUCIÓN DE LOS PRECIOS

· Las condiciones materiales de las personas mayores de 65 años están determinadas, en buena medida, por la evolución de los precios de bienes y servicios básicos, siendo especialmente relevantes, la alimentación y suministros básicos de la vivienda (luz y agua). Sin embargo, se ha asistido al mayor encarecimiento de la vida de la última década. En agosto de 2022, el IPC general aumentó un 10,5% respecto al mismo mes del año anterior; los precios de la electricidad, gas y otros combustibles aumentaron un 54,3%, y los de la alimentación un 14%. 

 

CAMBIO DIGITAL

· La rápida transformación tecnológica y digital que está sufriendo la sociedad, acrecentada por la pandemia, podría estar expulsando a las personas mayores. Algunos ejemplos de la brecha digital son el cierre de sucursales bancarias, que obliga a las personas mayores a sacar dinero a través del cajero automático, o el aislamiento social en un mundo donde las interacciones con los otros se realizan a través de las TIC.

· En el conjunto de España, en 2021 el 34% de las personas de 75 y más años ha utilizado Internet alguna vez en su vida y un 31,8% (1,4 millones de personas) ha utilizado internet en los últimos tres meses. En el caso de Extremadura estos porcentajes se reducen hasta el 28,8 y 26,7% respectivamente.

· Entre las actividades más realizadas en Internet en 2021 por las personas mayores extremeñas se puede señalar el uso de mensajería instantánea (22,1%), seguida de telefonear o realizar videollamadas a través de internet (15,6%), leer noticias, periódicos o revistas de actualidad online (10,5%) o recibir o enviar correos electrónicos (10,5%).

· En cuanto al uso de la banca digital, el 7,9 en Extremadura frente al 13% nacional.

 

SALUD Y RECURSOS SANITARIOS

· La presente década es declarada por la OMS como la “década del envejecimiento saludable”, que hace que los Estados asociados deban comprometerse a desarrollar políticas públicas encaminadas a garantizar que el envejecimiento de la población se produzca en condiciones saludables. 

· En este marco, la pandemia de la COVID-19 ha puesto de relieve la fortaleza del personal sanitario, pero al mismo tiempo ha mostrado las carencias del sistema de salud. Es por ello que sigue siendo necesario reforzar el sistema con personal y recursos, que haga posible, por un lado, garantizar el derecho a la salud en todas las etapas de la vida, y por otro lado, lograr el envejecimiento activo de las personas mayores.

· A pesar de que las mujeres en España viven más años, sus condiciones de salud merman su capacidad de conseguir años de vida saludable. Las mujeres extremeñas son las 5ª con mayor esperanza de vida saludable, por detrás de Castilla y León, Cataluña, Castilla La Mancha y Navarra. 

· El gasto público en sanidad en España alcanzó los 83 mil millones de euros en 2020, lo que supone un 11,7% más que el año anterior. No obstante, se mantiene prácticamente el mismo porcentaje dedicado a los conciertos con el sector privado que en años anteriores (en torno al 10%), al igual que el porcentaje dedicado a la remuneración del personal (44,9% en 2020). La mayor parte del gasto público es gestionado por las Comunidades Autónomas, que en 2020 supuso el 92,3% del mismo.

· El gasto público por habitante se sitúa en 1.770 euros, un 11% por encima del año anterior. Sin embargo, existen diferencias territoriales relevantes, que alcanzan los 447 euros. Extremadura está por encima de la media estatal con 1.800 euros por persona. En la parte baja de la distribución se sitúan Andalucía (con 1.459,43 euros por habitante) y la Comunidad de Madrid (1.521,86 euros), respectivamente. Además, la Comunidad de Madrid es la única que redujo el gasto un 9,2% con respecto al año anterior.

· En 2020, el gasto sanitario destinado a conciertos con el sector privado representó el 8,5% de total del gasto público, lo que supuso una ligera reducción con respecto al año anterior (0,4 puntos porcentuales). Desde el punto de vista regional, entre todas las Comunidades Autónomas destaca Cataluña, en la que el porcentaje de gasto sanitario dedicado a conciertos con el sector privado representa el 23,6% del gasto. Extremadura destina un 4%, igual que en 2019. Y la Comunidad de Madrid duplica ese porcentaje.

· En 2020, el gasto en farmacia para el conjunto del Estado representó el 15% del gasto sanitario público, lo que supuso una reducción de 1,2 puntos porcentuales con respecto al año anterior. En la distribución territorial del gasto en farmacia, los mayores porcentajes de gasto se registran en Extremadura (18,6%), Andalucía (17,4%), Galicia (17,3%) y la Comunidad Valenciana (17,3%). En el extremo opuesto se sitúan Navarra (11,6%) y Cataluña (11,8%), entre otras.

· Repasando los recursos del sistema de salud, en 2020 se registra un refuerzo de la atención especializada (tanto en personal médico como de enfermería), mientras la atención primaria se estanca en los mismos niveles de años anteriores. En atención especializada hay 2,02 médicos/as por cada mil habitantes de media estatal, si bien Extremadura se sitúa un poco por debajo de la misma, mientras que en la primaria la ratio se sitúa en 0,78 médicos/as, aunque en Extremadura esta cifra asciende a 0.93 (segunda mejor ratio por detrás de Castilla y León con 1,12 médicos/as). En enfermería, en especializada son 3,74 enfermeros/as de media estatal (igual que a nivel regional) frente a 0,66 de la primaria, que en Extremadura es la segunda mejor ratio con 0,89, sólo por detrás de La Rioja (0,91)

· Las camas hospitalarias reflejan la dinámica de reducción de los últimos años. España se encuentra dentro del grupo de los países con un menor número de camas hospitalarias públicas, con 201,3 por cada 100 mil habitantes en 2019, situándose la media europea en 390,3 camas por cada 100 mil habitantes. Por tipo, se registra un ligero aumento de las 2022 camas de privadas (con lucro) durante el periodo 2019-2017 (2,6%), frente a las públicas (-1,4%). En todo caso, las camas públicas siguen siendo mayoritarias (201,3 camas públicas por cada 100 mil habitantes, frente a 93,3 privadas (37,2 camas privadas sin lucro y 56,1 camas privadas con lucro). Extremadura es la 4ª Comunidad con mayor número de camas (3,5 por cada mil habitantes), por encima de la media estatal situada en 3 camas.

· Respecto a la titularidad, se reflejan distintos modelos. En Cataluña, Euskadi y Navarra no existen camas en funcionamiento que sean gestionadas directamente de modo tradicional desde lo público. En Cataluña, la mayor parte de las camas son gestionadas por fundaciones o sociedades mercantiles (56,6% del total de camas en funcionamiento en 2020). En el resto, existen camas de gestión directa o bajo entidades vinculadas al sector público (entes, empresas y fundaciones públicas, etc.). La media estatal de camas de gestión directa se sitúa en un 45% sobre el total de camas en funcionamiento, aunque Extremadura se sitúa por debajo de este porcentaje con 38,4%.

· Existen un total de 1.156 geriatras en centros hospitalarios en 2020 en el conjunto del Estado, un 5,5% más que el año anterior. El personal de geriatría en atención hospitalaria se concentra mayoritariamente en la gestión pública (45,6% sobre el total), seguida de otras fórmulas privadas, como las fundaciones (17,8%) y sociedades mercantiles (8%). Por Comunidades, la mayor parte del personal de geriatría se concentra en Cataluña (34,8% sobre el total), en la Comunidad de Madrid (25,9%) y a mayor distancia la Castilla La Mancha (10%). En Extremadura, sin embargo, se ha reducido, pasando de 23 geriatras en 2019 a 19 en 2020.

 

SISTEMA PARA LA AUTONOMÍA Y ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA

· Las políticas de austeridad aplicadas por el Partido Popular tras la crisis financiera tuvieron un impacto en los servicios, implementación y desarrollo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, del que, todavía hoy, sufrimos sus consecuencias. Con la pandemia del COVID-19, se pusieron de manifiesto sus graves deficiencias. El alto nivel de contagios, la gravedad de esta enfermedad en las residencias y el alto índice de mortalidad que supuso, requirió analizar los recursos con los que cuenta el sistema de dependencia, tanto la calidad de la atención, como las condiciones laborales de los profesionales que atendían a las personas mayores. Pero más allá de las residencias, la pandemia ha hecho evidente la importancia de los servicios públicos y, muy especialmente, de las políticas de cuidados. 

· Gracias a la movilización de los agentes sociales, se consiguió un acuerdo para desarrollar y fortalecer el Sistema de Atención a la Dependencia (Acuerdo de la Mesa de Diálogo Social en Autonomía Personal y Dependencia para la plena implementación del SAAD). Este acuerdo supuso que, de forma permanente, una parte de los Presupuestos Generales del Estado estuviera dedicada a la financiación del SAAD.

· Asimismo, cabe recordar que la falta de implementación y recursos en las políticas de atención a la dependencia tiene un impacto directo en las condiciones laborales y profesionales de las mujeres, pues siguen siendo las que se ocupan mayoritariamente de los cuidados de las personas dependientes.

· En abril del 2022, a nivel nacional se incrementó el número de solicitudes al sistema para la autonomía y atención a la dependencia (3,2%), mientras se redujo el de resoluciones realizadas (46% menos).

· Respecto a la lista de espera de personas pendientes de valoración, a fecha de mayo de 2022, hay 126.556 personas pendientes de valoración, lo que supone un aumento del 2,1% respecto del año anterior en el mismo mes. En Extremadura esta variación ha sido del 16.2%.

· Respecto a la lista de espera de personas beneficiarias pendientes de recibir la prestación, los datos del sistema apuntan que el 13,75% de personas a nivel estatal se encuentran todavía pendientes de su prestación, lo que supone 2,87 puntos porcentuales menos que el año anterior. Sin embargo, en Extremadura esta lista de espera aumentó un 2,2% con respecto a 2021.

· El número de muertes con COVID-19 en residencias desciende en 2021, continuando el descenso en 2022. La Comunidad de Madrid es la región con un mayor número de personas fallecidas con COVID en las residencias. En Extremadura el número total de personas fallecidas en residencias con COVID19 es de 901 (a fecha 16/06/2022).

· Los datos demuestran una mayor mortalidad en los centros de gestión externalizada (21,9%), que los de gestión pública directa (un 7,4%), así como mayor mortalidad en los centros de mayor tamaño.

 

EL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

· El último acuerdo en materia de pensiones, unido al que se alcanzó en julio de 2021, supone un cambio de enfoque sobre cómo afrontar el desafío de las pensiones en España, con un envejecimiento poblacional progresivo y una precarización de las condiciones laborales de las personas jóvenes. Gracias a la primera fase del acuerdo conseguimos revalorizar las pensiones conforme al IPC medio registrado cada año, y que se derogara el factor de sostenibilidad que recortaba en más de un 20% las pensiones de los más jóvenes en los próximos 25 años. Y en esta segunda fase, completar la estructura de ingresos para garantizar el sistema público de pensiones, reforzando y fortaleciendo su financiación.

· España alcanza los niveles europeos en gasto en pensiones (12,7% del PIB en 2019), aunque refleja todavía margen de mejora en las pensiones de jubilación (un 9,9% del PIB, frente al 10,8% de la media europea, UE-27).

· Como consecuencia de la Ley de revalorización de las pensiones, en marzo de 2022 se registra un aumento del 5,1% con respecto al año anterior.

· La estadística de pensiones contributivas en vigor a 1 de agosto de 2022, registraba 232.778 pensiones en Extremadura, con una pensión media de 909.87 euros, frente a los 1.091,28 euros de media nacional. Por tipo de pensión, el 57% de las pensiones contributivas en la región son de jubilación, con una cuantía media de 1045 euros mensuales, la más baja de toda España frente a los 1.256 euros de media nacional y a los 1.534,1 euros del País Vasco, que supone una diferencia entre ambos territorios de 492,9 euros. El 26% de las pensiones contributivas en la región son de viudedad, con un importe medio de 711 euros en Extremadura frente a los 778 euros de media nacional y a los 994,8 euros del País Vasco.

· Los datos permiten constatar importantes brechas por género en las pensiones, como por ejemplo en las pensiones contributivas de jubilación, con menor presencia de mujeres y cuantías más bajas que los hombres, o presencia elevada de mujeres como beneficiarias de las pensiones de viudedad o las no contributivas, que tienen cuantías mucho más bajas.

· En cuanto a las pensiones no contributivas, a 1 de agosto de 2022 se registraron en nuestra Comunidad 7.128 con un importe medio de 473,22 euros (frente a los 478,13 de media estatal)