Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO | 14 abril 2024.

Es necesario ampliar el bono social eléctrico y valorar otras opciones, como la tarifa social

    19/10/2022.
    Imagen de la jornada

    Imagen de la jornada

    En la jornada, que CCOO celebró ayer en la sede del CES, se incidió sobre la necesidad de ampliar el bono social eléctrico y valorar otros instrumentos como la tarifa social. Sin electricidad es imposible ejercer otros derechos fundamentales, como la alimentación, la educación o la salud. El aumento del precio de la energía, unido a los efectos acumulados de las diferentes crisis, ha provocado un incremento de los hogares que tienen dificultades para satisfacer sus necesidades básicas de suministro energético.

    La falta de cobertura del bono social eléctrico es preocupante. Hay 1,2 millones de hogares beneficiarios cuando los indicadores oficiales sitúan la incidencia de la pobreza energética entre 2 y 3 millones de hogares. Además de aumentar los niveles de renta que dan acceso al bono social, habría que automatizar las solicitudes y garantizar que la ayuda llega a los hogares con las tasas más altas de pobreza. 

    No es cierto que el bono social cubra el 60% u 70% de la factura eléctrica. Esos descuentos se aplican sobre unos topes máximos de energía anual (entre 1.380 y 2.346 kWh) que, excepto en el caso de las familias numerosas (4.140 kWh), están por debajo del consumo medio estimado por Red Eléctrica Española (3.272 kWh). FACUA ha propuesto aumentar la energía anual bonificada a 3.600-5.200 kWh, según el número de miembros de la unidad de convivencia. 

    CCOO considera que el diseño del bono social debe tener en cuenta también los diferentes factores que condicionan un mayor consumo energético (tipo de vivienda, zona geográfica o fuente de energía utilizada para calefacción y agua caliente). Las estimaciones realizadas por el Gabinete Económico de CCOO ponen de manifiesto que en el mes más caro de la electricidad, marzo de 2022, los actuales descuentos extraordinarios del bono social eléctrico (60% y 70%) solo han cubierto entre el 6% y el 20% del consumo para un hogar con calefacción eléctrica y todos los consumos electrificados. 

    Desde la Fundación 1º de Mayo de CCOO se recordó que, en el proyecto europeo Transición Justa para Todos han constatado que los colectivos más desfavorecidos tienen problemas para acceder a una ayuda como el bono social eléctrico, pensada para garantizar el suministro eléctrico a los hogares con menos recursos. 

    Por su parte, CCOO de Madrid ha recordado que, a pesar de que los escudos sociales prohíben cortar los suministros a las personas vulnerables, la Cañada Real lleva más de 740 días sin suministro eléctrico, y sin que las diferentes Administraciones Públicas lo hayan impedido. La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ha propuesto estudiar una tarifa social que garantice el acceso a la electricidad y en la que cada cual pague según sus ingresos.

    Los sucesivos gobiernos han delegado el reconocimiento del derecho al bono social eléctrico y su gestión en las empresas eléctricas. Las Administraciones Públicas deberían asumir un mayor protagonismo para garantizar que el bono social constituye una prestación más de nuestra política social y que existen mecanismos ágiles de denuncia. Hace falta también crear oficinas públicas que asesoren a la ciudadanía sobre las diferentes tarifas y ayuden en la tramitación del bono social. 

    CCOO recuerda que, en el actual contexto de incertidumbre sobre los precios de la energía, más que nunca, se echan en falta mecanismos de rendición de cuentas sobre la eficacia del bono social eléctrico. Se han de realizar evaluaciones periódicas de las medidas aprobadas y el nivel de confort térmico que ofrecen. Siete meses después, se desconoce si realmente la cobertura del bono social eléctrico se ha ampliado en las 600.000 personas previstas por el Gobierno en el Plan nacional ante las consecuencias de la guerra de Ucrania. 

    La jornada contó con la participación de representantes de CCOO, así como de personas expertas de organizaciones de consumidores y de la sociedad civil (FACUA, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético).